Historia de la Porcelana Fría

A principios del siglo XVIII, en la ciudad alemana de Meissen, un alquimista encontró en las excavaciones de una tumba, una especie de arcilla blanca con alto contenido de caolín. Comenzó a fabricar pequeñas piezas con esta arcilla y obtuvo resultados muy similares a lo que se conocía como porcelana china.

A mediados de este mismo siglo, en Francia, se creó una producción de porcelana típica mente francesa con un brillo aterciopelado, lográndose una con gran facilidad la manufacturación de decoraciones policromadas en flores y pájaros.

La historia de la masa flexible viene por estas fechas, donde los artesanos fueron siempre en busca de un material que se puediera mezclar con un poco de arcilla blanca logrando bajar sus costos, y afectando lo menos posible su calidad, belleza y durabilidad tal como la porcelana fina que se conocía en aquel entonces.

En Italia, una masa tradicional conocida como Pasta di Venta, lograda en una mezcla de harina, agua y sal; es una tradición en esa parte del continente europeo. Con esta masa, los italianos confeccionaban pequeñas y delicadas esculturas artesanales que hoy conocemos como “Bibel” o “Rococó”. A pesar del su oficio que impregnaban a cada pieza, se afectaba la durabilidad. La porosidad de la masa favorecía el deterioro y la tendencia a descomponerse por contener componentes orgánicos lo cual no ayudó a fraguar este arte en aquella época.

Pero fue la insistencia en la búsqueda de un cuerpo ideal para trabajar los objetos, sin preocuparse de que se fueran a romper al día siguiente, la nave que continuó la búsqueda de materiales que podrían ser mezclados con la pasta, como la goma por ejemplo, para dar fuerza y la durabilidad y el canal para recibir ciertos tipos de pintura y acabados brillantes o mate.

Los artesanos de Europa y América Latina llegaron a la maleabilidad de la masa flexible, también conocido como “Porcelana Fría”, ya que no es necesario quemar en hornos especiales a temperaturas altas, como la porcelana tradicional.

Como el arte que acompaña a la evolución de la humanidad, la masa flexible se ha convertido en no sólo una expresión artística más. La promoción de eventos para esta categoría de artesanía así como exposiciones y premios han ayudado a convertir esta modalidad en una actividad agradable y rentable, ganando adeptos en muchos países de Europa, Japón y especialmente en el Estados Unidos y América Latina.

En los Estados Unidos son famosas las muñecas de “Pasta de Sal” siendo esta una de las tendencias que nacieron en la búsqueda de la Porcelana fría. La Pasta de Sal; antecesora de la Porcelana Fría, como comentábamos; es de gran maleabilidad pero carece de consistencia, siendo un punto débil en ella su alto grado de fragilidad.

A pesar de la inspiración europea, el arte de la Porcelana Fría ha ganado fans y un gran desarrollo sobre todo en América Latina (con énfasis en Brasil y Argentina). En los países europeos, sólo en Inglaterra tenemos informes de grupos de los artistas que se dedican a esta técnica los cuales tienen tradicionales reuniones anuales para los debates, exposiciones y premios.

En América, la Porcelana Fría se ha erradicado con mayor fuerza en Argentina, donde hay un gran número de seguidores y artistas que se dedican a ella en todos sus diversos aspectos. Desde Argentina se han expandido sus técnicas a Chile, Perú y Bolivia.

La Porcelana Fría llegó a Brasil en los años 80 y también se conocía como Biscuit, un término francés que significa Porcelana Blanca.

Algunos de los artesanos de diferentes partes del mundo han agregado o cambiado algunos elementos para hacerla mas manejable y algunas veces cambian un poco la consistencia y el resultado de la Porcelana fría.

Pasta Flexible o pasta Francesa, si utilizas un pegamento que su uso principal es para encuadernación te va a dar como resultado una pasta que al secar queda flexible (no es recomendable para flores).
Porcelanicrón, tiene los mismos elementos básicos pero puedes substituir el aceite por ácido esteárico o estearina.
Porcelana Rusa, tiene los mismos elementos básicos pero puedes agregar 2 cucharadas de porcelanizador para que al secar quede un poco mas dura.

Las Técnicas desarrolladas con el material nos facilitan construir o modelar imágenes o estructuras de nuestra imaginación, permitiendo crear figuras, adornos, accesorios, recordatorios, muñecos de ficción gracias a su textura elástica y a la vez moldeable.
Su denominación varían a raíz de la cultura así que es también llamada en diferentes países como: pasta francesa, biscuit, cold porcelain, pasta de maíz, porcelanicron o porcelana fría.
Los efectos que deseamos añadir al porcelanicrón varían de acuerdo a nuestro gusto: pinturas. Oleos, colorantes en polvo que es el mas usado y después de secarse: tintes de colores con acrílico, temperas, escarchas, colorantes vegetales, cintas entre otros.

Materiales para elaborar la porcelana fría como yo la preparo:
  1. Una Olla
  2. Un Recipiente
  3. Cuchara de madera
  4. Cuchara
  5. Crema para manos
  6. Bolsa hermética o bolsa ziploc
  7. 1 taza de fécula de maíz
  8. 1 taza de cola vinílica
  9. 2 cucharadas de jugo de limón (o vinagre)
  10. 2 cucharadas de aceite para bebé
✿◕‿◕✿Gracias por Comentar, Compartir y dejar sus valoraciones, saludos Virtuales ❀◕‿◕❀
Si te animas hacer esta manualidad, me gustaría mucho mucho ver tus fotografías, las cuales me las puedes enviar a cualquiera de mis redes sociales.
Quizás También te interese:
 
  1. Hojas de otoño hechas de Foamy, Goma eva
***  FACEBOOK MANUALIDADES  **  FACEBOOK ORIGAMI  **  PINTEREST  **  INSTAGRAM  **  TWITTER  **  GOOGLE  **  YOUTUBE  **  WEHEARTIT  ***